El problema comenzó cuando sonreí al pensar en ti… O, pensándolo mejor, cuando comencé a pensar en ti.

Dibújame en papel, Lucía. (via unapartedeti)